En tan solo una semana y finalizando el Ramadán, el Isis ha matado a unas 300 personas en la ola de atentados suicidas que ha sacudido Turquía (44 muertos), Bangladés (20), Irak (entre 165 y 213 según las fuentes), Yemen (40) y Líbano (5).

Para la mayoría de los musulmanes, la violencia es completamente contraria al mes sagrado, un tiempo de renovación espiritual, oración y momento para compartir con amigos y familiares.

El Estado Islámico ha cambiado de táctica. Ya no le interesa reclutar combatientes para luchar sobre el terreno en el autoproclamado califato, sino para que propaguen el terror en todo el mundo.

Según un análisis de The New York Times, más de 1200 personas han muerto a causa de los ataques del Estado Islámico (o de aquellos inspirados en el EI) desde el 2014.

En Siria, el Isis pierde terreno y efectivos. El Ejército regular sirio, las milicias kurdas y rebeldes así como los bombarderos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos amenazan a los yihadistas en su propia capital, Raqa.

En Irak, el Ejército nacional recuperó la estratégica localidad de Faluya, expulsando al Isis y abriendo el camino para hacerles frente en Mosul. “Isis ha perdido el 45% del territorio que controlaba en Irak y el 20% del sirio”, cifró el Coronel Steve Warren, portavoz del operativo internacional lanzado contra el Isis bajo el liderazgo de Washington.

Aunque está perdiendo territorio en Irak y Siria, el EI se ha convertido en una versión más sofisticada de su antiguo rival, Al Qaeda. La creciente red global de combatientes del EI es evidencia de que el grupo terrorista ha elegido ejercer presión a nivel internacional mientras cede terreno en casa.

Rafael Calduch, analista político de la Universidad Complutense de Madrid, en entrevista con Radio Francia Internacional,  considera que esta nueva estrategia demuestra que los yihadistas están pasando por una suerte de “repliegue” estratégico tras las derrotas militares, aunque esa estrategia terrorista anuncia una serie de atentados sangrientos en todo el mundo.

 >Sólo en la última semana, los yihadistas han convertido Bagdad, Estambul, Dacca y las ciudades saudíes de Medina, Yeda y Qatif en objeto de sus ataques, causando más de 250 muertos.

== Relación de los principales atentados registrados durante el actual Ramadán, que concluye entre hoy y mañana según los países:

- 7 junio.- 11 muertos al estallar un coche bomba al paso de un autobús policial en el centro histórico de Estambul, atribuido al grupo armado kurdo Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK).

- 9 junio.- El Estado Islámico (EI) mata a 23 personas en dos atentados suicidas en el centro de Irak.

- 11 junio.- El EI asume la autoría de un doble atentado perpetrado contra la zona chií de Sayeda Zeinab, al sur de Damasco, y que causó la muerte de al menos 20 personas.

- 12 junio.- Un hombre de ascendencia afgana mata a 49 personas en un club gay de Orlando (Florida), en el mayor tiroteo múltiple en EEUU.

- 13 junio.- Una pareja de policías es asesinada en su propio domicilio, a 50 kilómetros de París, a manos de un yihadista francés reincidente y radicalizado por internet, que perpetró el crimen en nombre del Estado Islámico (EI).

- 20 junio.- Dos atentados causan 24 muertos y medio centenar de heridos en Afganistán.

- 21 junio.- Al menos 30 muertos en un ataque contra un depósito de armas al este de Trípoli, Libia.

Ese mismo día, al menos seis militares en un atentado con coche bomba que tuvo como blanco el Ejército jordano en la zona de Rakban, en el noreste del país y fronteriza con Siria.

- 27 junio.- Al menos 32 soldados muertos en varias explosiones contra puestos de control del Ejército yemení en la ciudad de Al Mukala, en el sureste del país, en un ataque reivindicado por el EI.

- 25 junio.- Al menos 35 muertos en un ataque de Al Shabab contra un hotel en Mogadiscio, Somalia.

- 28 junio.- Tres terroristas suicidas matan a 45 personas -20 de ellas extranjeras- en el aeropuerto de Estambul, en un atentado que las autoridades turcas atribuyeron al EI.

- 1 julio.- Un grupo de yihadistas asalta un restaurante en Dacca (Bangladesh) con un balance de 28 muertos, incluidos 20 rehenes.

- 3 julio.- Un atentado suicida con un vehículo bomba perpetrado por el EI en una zona comercial del centro de Bagdad causa al menos 180 muertos, la cifra más elevada en un solo ataque registrada en 2016.

- 4 julio.- Al menos 4 policías mueren y cuatro civiles resultan en un atentado suicida perpetrado cerca del Al Masyid al Nabaui (la Mezquita del Profeta), la segunda más sagrada del islám y ubicada en la ciudad saudí de Medina.

Casi de forma simultánea, otro terrorista se inmoló igualmente cerca de la mezquita de al Umran, cerca de un mercado en el centro de la ciudad oriental de Qatif, de mayoría chií.

Horas antes, un terrorista suicida se hizo estallar cerca del consulado de Estados Unidos en la ciudad costera saudí de Yeda, causando heridas a dos guardias de seguridad.

PUB/IAM