“Quiero que todos y cada uno de los londinenses tenga las oportunidades que nuestra ciudad nos dio a mí y a mi familia”. Este fue el mensaje que quiso entregar el nuevo alcalde de Londres, Sabiq Khan, durante su ceremonia de investidura en una catedral católica de la capital inglesa.

Una declaración de intenciones frente a amigos y rivales, quienes durante la campaña intentaron ligarlo al terrorismo musulmán que ha azotado a Europa en los últimos meses. Incluso el candidato del partido xenófobo Britain First le dio la espalda.

La victoria de Khan le significa ser el primer político musulmán en asumir la alcaldía de una capital europea, reflejo de la integración de los inmigrantes en las sociedades del primer mundo, y que se ha visto empañada por las crisis económicas, políticas y sociales que afectan al Viejo Continente.

Al asumir la alcaldía, Khan dijo que está determinado a liderar una administración "transparente" y representar a "cada una de las comunidades" de la capital británica.

Khan, hijo de inmigrantes paquistaníes, recordó que se crió en una vivienda de protección social y admitió que nunca hubiera imaginado llegar a la alcaldía de la capital.

Resaltó que su objetivo es conseguir que los londinenses puedan disfrutar de las mismas oportunidades que la ciudad le dio a su familia y prometió mejorar la capital. "Seré el alcalde de todos los londinenses", insistió.

Pakistán le felicita
Diferentes autoridades políticas del país natal de los padres de Kahn, Pakistán, mandaron felicitaciones al nuevo alcalde de Londres.

"Felicitaciones a Sadiq Khan por su elección como alcalde de Londres", escribió en la red social Twitter el líder del opositor Pakistan Tehreek-i-Insaf (PTI), Imran Khan, y cuya ex mujer Jemima es hermana del que fue el principal contrincante del nuevo alcalde, Zac Goldsmith.

El líder del también opositor Partido Popular de Pakistán (PPP), Bilawal Bhutto, se unió en Twitter a las felicitaciones a Khan por su victoria.

"Los británicos de origen paquistaní necesitan más modelos a seguir", afirmó el político, hijo de la ex primera ministra Benazir Bhutto y del expresidente Asif Alí Zardari.

En esa línea, el analista Cyril Almeida indicó en la red social que denunciar la islamofobia en la campaña electoral contra Khan fue fácil y quizá no tanto seguir ahora su modelo.

PUB/FHA