En medio de las protestas por el asesinado de Lucía Pérez, otro crimen conmociona a la ciudad de Mar del Plata, en Argentina. La muerte de Yazmín Milagros, una bebé de 11 meses que fue abusada y maltratada severamente por sus padres.

El caso quedó al descubierto el pasado fin de semana y según reproduce el diario La Capital, los padres de la lactante Lucía Sosa 833) y Héctor Picart (52) se encuentran detenidos tras pasar un par de días prófugos tras la muerte de su hija.

La fiscal del caso, María Isabel Sánchez, declaró que los progenitores de la pequeña se negaron a declarar por el maltrato de la menor. Sin embargo, la jurista afirmó que “el fin del maltrato realizado sin dudas con alevosía dada la imposibilidad de defensa de la víctima fue causar la muerte a corto o mediano plazo de la bebé”.

Los padres fueron acusados por la fiscal de “abuso sexual gravemente ultrajante seguido de muerte”.

Detalles del crimen

Según reproduce el medio argentino, que tuvo acceso a la autopsia de Yazmín, la bebé tenía golpes en la muñeca, axila, pantorrilla y un moretón de al menos tres días en la región del sacro al momento de su muerte.

Su cuerpo además demostraba que había sufrido quemaduras en la pierna derecha y que había sido sometida a un intenso calor en uno de sus pies.

La bebé fue llevada de urgencia al hospital por sus padres, donde sufrió un paro cardio respiratorio. Los médicos lograron estabilizarla y la trasladaron a un recinto asistencial especializado.

El domingo el caso dio un giro cuando notificaron a la titular de la Comisaría de la Mujer, Romina Llobet, quien al enterarse de la internación de la menor notó que era hija de la pareja que ella había investigado unos años atrás por la muerte de otro hijo.

PUB/NL