En un comunicado, El Santo Sínodo de la Iglesia, el órgano colegiado director, añadió que también había invitado al jefe espiritual de los ortodoxos, el patriarca ecuménico Bartolomé I, "para que honore Lesbos con su presencia el día de la visita del papa Francisco". Aunque el anuncio que no precisaba la fecha del viaje papal, según la web especializada dogma.gr, la visita podría producirse el 15 de abril.

Según el comunicado, el jefe de la iglesia ortodoxa de Grecia, Monseñor Jerónimo, fue informado "del deseo del papa Francisco de viajar a Grecia" para "sensibilizar a la comunidad internacional sobre la necesidad de un alto el fuego inmediato en los conflictos" en Medio Oriente y "resaltar la gravedad del gran problema humanitario" que supone el flujo de refugiados.

Francisco ha hecho suya la causa de los migrantes y refugiados que viajan a Europa desde 2015. El 27 de marzo criticó "el rechazo" a los migrantes por parte de "quienes podrían ofrecer una acogida y ayuda", en una nueva y amarga crítica a las sociedades occidentales, especialmente europeas, que cierran sus fronteras.

 

PUB/IAM