Una treintena de personas que fueron detenidas en Isla de Margarita, al norte de Venezuela, por protestar golpeando sus cacerolas durante un recorrido del presidente de ese país, Nicolás Maduro, fueron liberadas, informó ayer la ONG Foro Penal Venezolano (FPV).

Braulio Jatar, periodista de nacionalidad chileno-venezolana y editor del diario digital Reporte Confidencial del estado de Nueva Esparta, quien difundió los videos de la protesta contra Maduro en una comunidad de Margarita, es el único de este grupo que aún está detenido.

Jatar,  fue aprehendido por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de Venezuela cuando se dirigía a su programa de radio, hecho que su hijo denunció como ilegal y lo calificó como "ensañamiento".

"Pretenden imputar a mi papá por 'legitimación de capitales'. Dicen haber encontrado en su carro, en el cual fue interceptado como delincuente y el cual tuvieron en sus manos por más de 26hrs, una 'gran suma de dinero'", informó el hijo del periodista de Venezuela a través de su cuenta en la red social Twitter.

La esposa del periodista, Silvia Martínez comentó a CNN Chile que Braulio Jatar estuvo desaparecido "desde las 9 de la mañana del sábado hasta aproximadamente las 8:30 de la noche, no sabíamos nada de él (...) Tras un allanamiento realizado a mi casa, pudimos conocer que estaba detenido por el Sebin".

"Me permitieron, por unos pocos minutos en la mañana, entrar al edificio del Sebin para conversar con él, muy por encima, para conocer su estado de salud, para ver que se encontrara bien", agregó Martínez.

 

PUB/IAM