El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) reivindicó este jueves un atentado con coche bomba contra la comisaría de policía de Midyat, al sureste de Turquía, que mató el día anterior a seis personas.

"Uno de nuestros camaradas perpetró un atentado suicida de envergadura contra la comisaría de policía del Estado fascista en Midyat", señaló en un comunicado el brazo militar del movimiento en lucha contra el poder central turco desde 1984.

El comunicado habla de "un acto de sacrificio", expresión que hace referencia en la terminología del grupo a un atentado suicida, por parte de un combatiente que se unió al movimiento desde Diyarbakir, capital del sureste de mayoría kurda de Turquía.

Varios atentados contra las fuerzas de seguridad turcas en las últimas semanas han sidon reivindicados o atribuidos por las autoridades a los rebeldes kurdos, que retomaron la lucha armada contra las fuerzas de Ankara el verano pasado, después de una tregua de dos años.

 

PUB/IAM