El ex primer ministro portugués Antonio Guterres se mantiene en cabeza de la carrera por la Secretaría General de la ONU tras la segunda votación celebrada hoy en el Consejo de Seguridad.

Guterres obtuvo 11 votos a favor, 2 en contra y 2 abstenciones en este nuevo sondeo confidencial llevado a cabo entre los 15 miembros del Consejo, según resultados difundidos por la Federación Mundial de Asociaciones de las Naciones Unidas, una organización no gubernamental que promueve la transparencia en este proceso.

Pese a seguir por delante de sus rivales, el que fuera alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados empeoró su registro con respecto a la primera votación celebrada a finales de julio, en la que no tuvo a ningún país en contra.

Los resultados variaron de forma importante de una ronda a otra y hoy, los más votados tras Guterres fueron el serbio Vuk Jeremic y la canciller argentina, Susana Malcorra.

Ambos obtuvieron 8 respaldos, con Jeremic acumulando 4 votos en contra y 3 abstenciones y Malcorra recibiendo 6 en contra y 1 abstención.

El expresidente esloveno Danilo Turk, que en julio recibió el apoyo de hasta 11 países, cayó hoy hasta 7, con 5 expresándose en su contra y 3 sin dar opinión.

La búlgara Irina Bokova, que partía como una de las favoritas, recibió hoy 7 votos a favor, 7 en contra y 1 abstención.

Por su parte, la segunda candidata latinoamericana, Christiana Figueres, obtuvo el apoyo de 5 Estados miembros, mientras que 8 se expresaron en su contra y 2 no señalaron opinión.

Según fuentes diplomáticas, está previsto que el Consejo de Seguridad celebre nuevas rondas de votación hasta encontrar un candidato de consenso en septiembre u octubre, cuyo nombre será trasladado a la Asamblea General para su ratificación.

La expectativa es que a medida que se lleven a cabo estos sondeos, los aspirantes con menos apoyo vayan retirándose, como hizo ayer la croata Vesna Pusic, que había sido la peor parada en la primera consulta.

El Consejo de Seguridad no hace públicos los resultados de estas votaciones, que califica de "sondeos informales", una práctica que hoy volvió a ser criticada abiertamente por el presidente de la Asamblea General, el danés Mogens Lykketoft.

El próximo jefe de la ONU asumirá el cargo en enero del año próximo en sustitución de Ban Ki-moon, que este año termina su mandato.

 

PUB/IAM