"En un sistema unitario [como Turquía] puede existir perfectamente un sistema presidencial. Hay ejemplos en todo el mundo y también ejemplos en la Historia. Pueden ver un ejemplo en la Alemania de Hitler" dijo a los periodistas el jueves, cuando regresaba de una visita de trabajo en Arabia Saudita, según los diarios.

La presidencia turca emitió este viernes un comunicado en el que desmentía cualquier comentario favorable la nazismo.

"Es inaceptable presentar las declaraciones de nuestro presidente, que ha declarado el Holocausto y el antisemitismo como un crimen contra la Humanidad, como una referencia positiva" al nazismo, dice el texto.

"La Alemania de Hitler es un mal ejemplo que tuvo consecuencias desastrosas" añadió la oficina de prensa del jefe de Estado.

Erdogan fue primer ministro a partir de 2002 y en 2014 pasó a ocupar la presidencia. Su objetivo es modificar la Constitución para ampliar los poderes presidenciales, como en Estados Unidos, Rusia o Francia.

Su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) obtuvo el 49,5% de los votos (317 diputados) en las elecciones del 1 de noviembre, lejos de los 367 escaños que necesita una mayoría cualificada.

 

 

PUB/IAM