El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llegó el lunes a Uganda, primera etapa de una "histórica" gira de cuatro días en África subsahariana, para estimular las relaciones israelo-africanas, y conmemorar el 40º aniversario de la muerte de su hermano en una operación comando en el aeropuerto de Entebbe.

En el aeropuerto de Entebbe, Netanyahu fue recibido por el presidente ugandés Yoweri Museveni, según imágenes transmitidas en directo por la televisión ugandesa.

"Comienzo ahora una histórica visita en África", había declarado Netanyahu en un comunicado antes de emprender su viaje, y recordó que es la primera visita de un primer ministro israelí a África subsahariana "desde hace décadas".

Después de Uganda, Netanyahu viajará a Kenia, Etiopía y Ruanda.

"Israel ha sido puesto en la lista negra en África, hemos sido excluidos por presiones políticas de muchos países en los que estábamos implicados en los años 60 y 70, y eso ha tardado en cambiar" comentó Netanyahu en una entrevista al diario ugandés Daily Monitor. "¿Por qué no cambiar esta absurdidad?" se pregunta.

Israel intenta asegurarse el apoyo de países africanos en las instituciones internacionales, donde es muy criticado por la ocupación de los territorios palestinos o la extensión de sus colonias.

 

Netanyahu dijo en febrero que había aceptado la invitación de los dirigentes africanos para ir al continente en el 40º aniversario de la operación llevada a cabo el 4 de julio de 1976 por comandos israelíes para liberar a los pasajeros de un vuelo Tel Aviv - París, secuestrado y desviado hacia Entebbe, y en la que su hermano resultó muerto.

- '19 cañonazos' -

Netanyahu participará en Uganda en una minicumbre regional sobre seguridad y terrorismo a la que asisten los jefes de Estado de Kenia, Ruanda, Etiopía, Sudán del Sur, Zambia y Malawi.

"Un viaje como éste es muy importante desde el punto de vista diplomático, económico y de la seguridad, y estoy muy contento de que Israel retorne a África por la puerta grande" afirmó Netanyahu antes de dejar Israel, este lunes por la mañana.

El gobierno israelí aprobó recientemente una propuesta de abrir oficinas de la Agencia israelí para el desarrollo internacional en los cuatro países que el primer ministro visitará. La agencia comparte con los países en desarrollo tecnología y transferencia de conocimientos.

Según la oficina de Netanyahu, una suma de 13 millones de dólares será destinada a "reforzar las relaciones económicas y de cooperación con los países africanos".

A 40 años de la "Operación Rayo", la misión que cambió la vida de la familia Netanyahu

El viaje tendrá asimismo un particular significado personal para Netanyahu, 40 años después de la operación en la que comandos israelíes rescataron a rehenes de un vuelo de Air France secuestrado por terroristas palestinos y alemanes en el aeropuerto de Entebbe, el principal aeropuerto del país africano.

"Entebbe fue una victoria no solo para Israel, sino para toda la humanidad", declaró Netanyahu sobre la misma pista en la que su hermano Yonatan perdió la vida el 4 de julio de 1976 mientras lideraba la operación de rescate.

Durante la ceremonia en memoria de esta exitosa misión, que se saldó con la liberación de más de cien rehenes y la única muerte de su hermano en el bando israelí, Netanyahu reconoció que hoy era un día "muy conmovedor" para él.

"Mi querido hermano Yoni, el que dirigió el comando, fue el único soldado muerto", recordó.

Aquella misión, que aunque tuvo la denominación militar de "Operación Rayo" se conoce popularmente como "Operación Yonatan", fue la "más arriesgada" de las llevadas a cabo antes por este país, aseguró el mandatario.

Tras haber sido "asesinados durante siglos", fue en Entebbe donde la transformación de Israel "fue vista por el mundo: ya no éramos impotentes", dijo Netanyahu.

La operación también cambió el curso de su propia vida: "aprendí de mi hermano y otros que para vencer al terrorismo hacen falta sobre todo dos cosas, claridad y coraje".

"Debemos reconocer que la lucha contra el terrorismo es indivisible. Cuando tiene éxito en un lugar se expande a otros sitios y, cuando se debilita en un sitio, se debilita en otros", remarcó.

Una semana antes del rescate, el 27 de junio, la aeronave que había partido de Tel Aviv fue desviada a Entebbe con 248 pasajeros a bordo por los secuestradores, que pedían la liberación de presos palestinos.

Poco después de aterrizar en Uganda, los pasajeros no judíos fueron liberados y el resto, la mayoría viajeros israelíes y miembros de la tripulación, permanecieron retenidos hasta la noche del 4 de julio, en que los comandos israelíes lograron liberarlos en apenas una hora.

"Hoy hace 40 años, fui liberado de un heroico e inolvidable secuestro", recordó uno de los rehenes, Akiva Laxer, durante el emotivo acto en el aeródromo, donde se exhibió uno de los helicópteros que trasladaron a Israel a los pasajeros.

"Yonatan Netayahu sacrificó su vida por nuestro rescate", dijo Laxer, quien agradeció la gesta del hermano del primer ministro israelí en nombre de sus tres hijos, nacidos tras la operación.

"Esta visita incluye un emocionante reencuentro en Entebbe", subrayó Netanyahu. En 2005, cuando aún no dirigía el gobierno, Netanyahu había viajado a Uganda y desveló una placa conmemorativa en memoria de su hermano.

Unas 500 personas, entre ellas antiguos soldados que participaron en la operación, asistirán a la ceremonia, bajo muy fuertes medidas de seguridad. El dispositivo incluye vigilancia aérea y patrullas en el lago Victoria.

 

PUB/IAM