La campaña del referéndum británico de la Unión Europea se reanudó este domingo tras una tregua de tres días por el asesinato de la diputada Jo Cox que frenó el ascenso de los partidarios del 'brexit'.

El primer sondeo elaborado tras la brutal muerte de la diputada laborista y pro-europea de 41 años a manos de un hombre que profirió lemas ultraderechistas da a la opción favorable a la permanencia el 45% de las intenciones de voto, frente a un 42% para los defensores de la ruptura.

Este sondeo fue elaborado por Survation el viernes y el sábado, después de los hechos.

La media de los últimos seis sondeos elaborada por el instituto de opinión What UK Thinks pone a ambos campos en total igualdad, 50%-50%, sin tener en cuenta a los indecisos.

Antes del asesinato, los partidarios del 'brexit' encabezaban las intenciones de voto, aupados por la irrupción de la inmigración como principal tema de campaña.

El director de investigaciones del instituto de opinión YouGov, Anthony Wells, estimó que "el mantenimiento del 'statu quo' va viento en popa".

Nigel Farage, el líder del partido antieuropeo UKIP, dijo, en la televisión ITV, que la campaña pro-'brexit' "llevaba una buena dinámica antes de esta terrible tragedia".

En una entrevista con el periódico Herald Scotland, el diputado del Partido Nacional Escocés (SNP), Alex Salmond, pro-UE, estimó que el asesinato "podría tener un impacto significativo" en la campaña.

- "Una decisión irreversible" -

El primer ministro, David Cameron, que defiende seguir en la UE, advirtió este domingo a los británicos de que la decisión que tomarán el jueves es irreversible.

"Si no estás seguro, no corras riesgos votando a favor de la salida. Si no sabes (a quien votar), no vayas" a votar, escribió Cameron en un artículo en el Daily Telegraph.

"Si acabáramos yéndonos, y resultara ser un gran error, no habría manera de cambiar de opinión y votar de nuevo", advirtió.

La decisión, insistió Cameron, es "existencial" e "irreversible".

Se espera que la campaña regrese con un tono más moderado, tras el toque de advertencia del asesinato de Cox, ampliamente vinculado a la crispación reinante.

Este domingo, Cameron responderá a preguntas de la gente en un programa de televisión de la BBC y las principales espadas del 'brexit', los conservadores Boris Johnson y Michael Gove, participarán en un mitin en Londres.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, y el ministro de Finanzas, George Osborne, defensores de la UE, también concederán entrevistas televisivas.

Nigel Farage, el líder del Ukip (Partido de la Independencia de Reino Unido), cuyos mensajes contra la inmigración habían causado enorme polémica, no mencionó el tema en su reaparición pública, en forma de entrevista en el Sunday Express.

Farage invitó a "tener confianza para recuperar el control de nuestra autodeterminación y dibujar nuestra propia posición en el mundo, más que estar anclado en la UE y recibir órdenes de unos ancianos de Bruselas que no fueron elegidos".

- Los periódicos dominicales toman partido -

Los periódicos de este domingo -que en Reino Unido son cabeceras diferentes a sus ediciones diarias- tomaron posición en su última oportunidad antes del referéndum del jueves.

The Mail on Sunday, edición dominical del Daily Mail, y The Observer, la del Guardian, pidieron a sus lectores votar a favor de la UE, mientras que The Sunday Times (The Times) y The Sunday Telegraph (Daily Telegraph), pidieron votar por la ruptura.

Se da la circunstancia de que algunas ediciones dominicales, como la de The Times, pide a sus lectores lo contrario que su edición diaria.

"Deberíamos votar a favor de la salida. Sí, tendremos que estar preparados para un camino tortuoso, pero habrá que mantener la calma. Esta sea quizás nuestra única oportunidad de poner freno a la marcha hacia un proyecto europeo centralizado", escribió The Sunday Times.

 

PUB/IAM