El autor de la masacre de Niza del pasado jueves envió, justo antes de cometer su atentado, un mensaje de texto de celular en el que pedía a su interlocutor, un hombre que ya ha sido arrestado, que llevara "más armas", reveló hoy la cadena "BFM TV".

"Trae más armas, trae de 5 a C", pidió en un mensaje enviado el 14 de julio a las 22.27 hora local (20.27 GMT), minutos antes de que entrara en el paseo marítimo de la ciudad con un camión y arrollara a decenas de personas, provocando 84 muertos.

El móvil del terrorista fue hallado en la cabina del vehículo después de que las fuerzas del orden le abatieran para poner fin al ataque y de momento no se han filtrado interpretaciones a esa última "C".

El diario local Nice Matin añadió en su edición digital que los agentes examinan igualmente otro mensaje en el que el terrorista, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, aseguraba que ya tenía "material".

Esos mensajes condujeron esa misma noche a los agentes a una dirección en el centro de la ciudad, que fue registrada "con infinitas precauciones", por si había explosivos.

Según Nice Matin, no se descubrieron en el lugar ni armas ni artefactos y la noche de los ataques tampoco hubo ninguna detención.

Una fuente próxima a la investigación citada por ese rotativo precisó que tanto su computadora como su celular están en manos de expertos de la subdirección antiterrorista de la Policía Judicial, que no han encontrado ningún "material de propaganda" en el registro de su domicilio nicense.

El mismo diario asegura que un vecino de Bouhlel dijo que este estaba marcado "por una separación que no aceptaba" y que dijo varias veces que su mujer "iba a oír hablar de él".

El envío de esos mensajes da a entender la existencia de cómplices en ese ataque, llevado a cabo en plena celebración de la Fiesta Nacional francesa y reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Los investigadores han detenido a siete personas de su entorno cercano, una de ellas su ex mujer, de la que se estaba divorciando, y que hoy quedó en libertad.

Otros testigos, cientos según algunos medios, han sido interrogados también. De esos interrogatorios se desprende que Lahouaiej, con un pasado de delincuencia común y violencia de género, pero sin ningún ingreso en prisión, se radicalizó recientemente y muy rápido.

 

PUB/IAM