El volcán de Fuego, ubicado a unos 50 km al suroeste de la capital de Guatemala, registró la noche de este martes una potente fase eruptiva, cuyas cenizas podrían afectar la capital de ese país, informó una fuente oficial.

El vocero de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, dijo a a periodistas que las columnas de ceniza que se elevan a 4.700 metros de altura y podrían caer en la capital y la colonial Antigua debido a la dirección del viento en que se desplaza.

Asimismo, el portavoz dijo que la erupción genera flujos de lava incandescente de 2.000 metros en dirección al sur y se escuchan las ondas de choque a dos km de distancia del coloso, de 3.763 metros de altitud, situado entre los departamentos de Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez (suroeste).

Ante ello, las autoridades de protección recomendaron a la Dirección de Aeronáutica Civil tomar las precauciones en la navegación aérea y vigilar la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional La Aurora de la capital por la posible caída de ceniza.

De León comentó que por el momento no se ha realizado evacuaciones en el lugar, pero mantienen la alerta amarilla institucional por precaución.

La nueva fase eruptiva es la tercera de este año pues las anteriores se registraron el pasado 3 y 16 de enero, sin causar daños humanos ni materiales.

En febrero del año pasado, el volcán de Fuego registró una potente erupción que obligó a las autoridades a decretar alerta preventiva y cerrar el aeropuerto de la capital por la lluvia de cenizas, que también afectó a la ciudad colonial de Antigua Guatemala

 

PUB/IAM