El ex presidente republicano George W. Bush, quien se negó a apoyar al candidato del partido, Donald Trump, votó en blanco durante las primarias y volvió a hacerlo en los comicios presidenciales, al igual que su esposa, Laura, indicó el martes un portavoz.

"El presidente y la señora Bush no votaron por ninguno de 'los de arriba' a la presidencia (sino)) en favor de los candidatos a los otros" cargos en juego, precisó Freddy Ford a la AFP.

Bush había dado indicios de tener la intención de no tomar parte en esta votación, tras la derrota de su hermano Jeb Bush en las primarias republicanas.

Ningún miembro de la familia Bush dio su apoyo a Trump. El ex presidente George H. W Bush (1989-1993) y sus hijos --el ex presidente George W. (2001-2009) y Jeb, ex gobernador de Florida (1999-2007)-- no fueron a la convención del Partido Republicano en julio.

El patriarca habría admitido a sus más cercanos colaboradores que incluso tenía la intención de votar por la candidata demócrata Hillary Clinton.

 

PUB/AOS