El aspirante demócrata a la Vicepresidencia de EEUU, el senador Tim Kaine, ofreció ayer en Phoenix (Arizona) su primer discurso íntegro en español en busca del fuerte voto de los latinos que dijo "son el futuro de EEUU".

A cinco días de las elecciones, el "número dos" de Hillary Clinton, que ya visitó el estado, inició su discurso hablando sobre las múltiples raíces que conforman Estados Unidos, indicando que los hispanos, a los cuales se refirió como sus "hermanos y hermanas", son el futuro del país.

"Las personas a veces olvidan -y quizás algunos ni siquiera saben- que la comunidad hispana ha sido parte de nuestro país desde que los españoles llegaron a San Agustín en 1565. Esto fue mucho antes de que los ingleses llegaran a Norteamérica", dijo el candidato demócrata.

"El español fue el primer idioma europeo que se habló en este país. Hace unos años, di el primer discurso en español en la historia del Senado. Pensaba que, si estábamos debatiendo una medida de ley sobre inmigración, tendría sentido explicarlo en español. Especialmente, cuando el español es el idioma de más de 40 millones de personas en este país", agregó ante un auditorio a medio llenar, en su mayoría hispanos.

Así, entre aplausos y gritos Kaine mencionó que los latinos siempre han forjado ese país, "desde su servicio en las fuerzas armadas, al espíritu empresarial, hasta su presencia en la Corte Suprema".

"Los latinos ayudarán a forjar el futuro de Estados Unidos, porque ustedes son el futuro de Estados Unidos", aseveró.

Kaine mencionó que es en Phoenix, uno de los lugares donde comenzó el movimiento moderno de los derechos de los inmigrantes, la gente se organizó en contra de la Ley SB1070, una ley en contra de "muchos valores que compartimos", añadió.

"Esa lucha aún no ha terminado. Ahora mismo, en esta elección, ustedes están dirigiendo el nuevo camino hacia el progreso. Sin embargo, nos estamos enfrentando a oponentes muy fuertes", aseguró el demócrata en su discurso.

No obstante, matizó, que uno de los mayores simpatizantes de Trump, el alguacil Joe Arpaio, está enfrentando cargos criminales por su discriminación en contra de latinos y por perseguir a inmigrantes indocumentados.

Agregó también que Trump, desde la primera semana de su campaña, emprendió ataques contra mexicanos y contra la comunidad inmigrante en general llamándoles con los peores calificativos.

Aclaró que Trump insiste que "este es un país donde se habla inglés, no español. Él no entiende que las familias bilingües y multilingües contribuyen a nuestra diversidad. Esto es lo que hace grande a esta nación".

"Hillary Clinton y yo, creemos que ustedes son nuestros hermanos y hermanas, y lucharemos por ustedes", manifestó.

"Ustedes son nuestros vecinos, colegas, amigos y familiares. Ustedes hacen a nuestra nación más fuerte, más inteligente y más creativa. (...) Estados Unidos es un país mejor gracias a ustedes", gritó el candidato a la Vicepresidencia de Estados Unidos.

"Y me da pena decirle a la campaña de Trump que los latinos tendrán una voz muy importante en esta elección. Y la opción es bien clara", mencionó.

Después de hablar de las promesas electorales, de las cuales una mejor educación, la creación de trabajos y una economía que funcione para todos, Kaine citó que los latinos son el 17 por ciento de la población del país, pero solo el 2 por ciento tiene riquezas.

"Eso está mal. Tenemos que conectar a más latinos con buenos trabajos que ganen buenos salarios. Conectarlos con más oportunidades educativas, crear nuevas empresas y desarrollar riqueza que sus hijos puedan heredar", prometió.

Kaine también prometió una reforma migratoria integral que incluya un camino hacia la ciudadanía para los primeros cien días de Gobierno.

"Demasiados niños en los Estados Unidos les dicen adiós a sus padres cada mañana, sin saber si su padre o su madre estarán ahí cuando vuelvan", dijo agregando que la fórmula Clinton-Kaine pondrá fin también a las deportaciones, cerrará los centros privados de detención y acabará con las detenciones y las redadas.

Entonces, "mañana es el último día para votar temprano en Arizona. ¡Pero por qué esperar hasta mañana si pueden ir a votar hoy!", concluyo Kaine entre gritos de "¡Sí, se puede!".

 

PUB/IAM