Otra madre monstruosa escandaliza a Estados Unidos. Esta vez, ella encerró a su hijo en un armario por años. Apareció desnutrido y golpeado.