El reciente descubrimiento de una momia de aproximadamente mil 500 millones de años de antiguedad se ha vuelto todo un suceso, no por el hecho de que se trate de un acontecimiento sin igual para la historia sino por una especie de botas que la gente mediante las redes sociales asegura que pertenecen a la marca Adidas.

El hallazgo fue realizado en el Macizo de Altái, el cual que ocupa territorios de Rusia, China, Mongolia y Kazajistán.

Los arqueólogos presumen que se trata de una tumba mongólica del Siglo VI después de Cristo.

En ella se encontró restos del cuerpo de una mujer, una silla de montar, los restos de un caballo, jarrones de barro, un tazón de madera, una tetera de hierro, así como varias prendas de algodón y lana adornadas con bordados, distintivas de la cultura mongólica.

Pese a que sólo se encontraron manos y pies. Los investigadores señalan que se trata de un entierro turco, posiblemente el primero descubierto en Asia, informó el diario "The Siberia Times".

Sin embargo, esto no le ha importado aquellos que se han centrado en los zapatos de la momia que algunos aseguran son de Adidas, debido al diseño de franjas característico de la marca deportiva.

Tanto ha sido el revuelo que algunos aseguran que se trata de una prueba sobre los viajes en el tiempo, pero el investigador del Museo Khovd señala que su extraño calzado es simplemente una incógnita.