Lo que hace un año parecía una broma, se ha vuelto una realidad. La convención republicana confirmó a Donald Trump como candidato oficial a la presidencia de los Estados Unidos. A falta de la confirmación de la investidura por parte de Trump, el multimillonario superó los 1.247 votos necesarios para ser elegido en la primera vuelta de votaciones de los delegados por estados.

El empresario, que ha causado polémica con sus intenciones de levantar un muro en la frontera de Estados Unidos con México y en sus planes relacionados con la política migratoria de su país, ha contado con el apoyo de un importante sector de los votantes republicanos, quienes ven en él a una persona honesta.

A pesar de haber perdido en los caucus de Iowa en febrero pasado, Trump venció en los estados más importantes para alcanzar la candidatura del partido a la presidencia, aquellos que entregan el 100% de los delegados al que consiga más votos.

Así es que ha logrado conseguir lo en un momento impensado, gracias a que en la primera ronda de votaciones los delegados están obligados a votar en relación a lo hecho por sus representados en su estado.

A pesar de que este lunes hubo un intento para liberar a los delegados de esta atadura, Trump lo ha conseguido dos días antes del final de la Convención Republicana. El jueves, el día del cierre, dará su primer discurso oficial como candidato a la presidencia del país más poderoso del mundo.

PUB/FHA