Natascha Kampusch se hizo tristemente célebre por ser una de las esclavas sexuales más famosas del mundo. Pero en su caso nada fue consensuado. Ella fue secuestrada, violada y golpeada durante ocho infernales años. Diez años después de su tragedia, por fin pudo hablar de lo que le pasó al periódico alemán "Bild". 

Getty Images

Foto:

Ella tenía 18 años y vivió atrapada en una casa de Strasshof, en Viena. Su secuestrador se llamaba Wolfgang Priklopil y solo pudo escapar de él mientras estaba distraído, haciendo una llamada. 

Todo comenzó cuando ella caminaba hacia su colegio en 1998. Fue golpeada y trasladada a la casa donde sería la esclava sexual de Priklopil. Lo más curioso del asunto, es que sigue viviendo, por lo menos los fines de semana,  en la misma casa donde sufrió todo tipo de vejaciones. 

Getty Images

Foto:

Durante años, la sometieron a abusos psicológicos y todo tipo de abusos mientras estaba prisionera en una habitación sin ventanas. Su captor fue asesinado en un tren, pero inicialmente se asumió que era un suicidio. 

Acá fue donde vivió secuestrada.

Acá fue donde vivió secuestrada.

"Antes de escapar, él me observaba todo el tiempo. Pero como yo aspiraba y él tenía que hablar por teléfono, se fue para escuchar mejor. Atravesé todo lo que se obstaculizaba en la puerta. No podía casi respirar. Estaba casi paralizada.  Corrí y le pedí ayuda a una mujer dentro de una casa", contó, citada por el portal británico "Metro". 

Getty Images

Foto:

La señora llamó a la policía. Kampusch jamás la volvió a ver luego de que esta le prestó su ayuda.  Luego de la muerte de Priklopil, ella recibió el auto y la casa que le pertenecían a él. Escribió también un libro llamado "10 años de libertad", pero naturalmente, algo así es casi insuperable. Y más aún viviendo en la casa donde sufrió lo peor. 

Ella se siente aún incómoda cuando tiene que socializar o cuando tiene incluso que salir . También ha tenido que trabajar en sus traumas, pues al sufrir algo así es casi que imposible seguir adelante . Eso, mientras vive de las ganancias de las entrevistas, la película y el libro que hizo con lo que le pasó. Obtuvo 6 millones de dólares.