La polémica en torno a Nidia García, la expolicía mexicana que posó en topless, no termina. De acuerdo con declaraciones a medios extranjeros, su esposo la dejó luego de que salieran a la luz sus fotografías.

“La foto no fue tomada para mi esposo y él sintió tanto asco de que fuera capaz de dejar que otro hombre me tomara fotos así que se fue de la casa”, dijo al periódico británico "Daily Mail".

Explicó que las fotos fueron tomadas hace un año por su compañero de patrulla, a quien considera su hermano. “No estoy teniendo un romance con él o con nadie más, simplemente tomamos las fotos como una broma”, dijo.

La expolicía explicó que el mes pasado perdió su teléfono y comenzó a recibir llamadas anónimas en las que la amenazaban de publicar las fotografías en redes sociales a menos que se acostara con la persona que llamaba.

“Sabía que el extorsionador era alguien de mi unidad policial, pero decidí ignorar los mensajes”, añade.

La foto fue publicada en Facebook el viernes 15 de abril. Tres días después, ya había sido compartida unas 500 mil veces en esa y otras redes sociales.

De acuerdo con el periódico español "El Mundo", luego del escándalo, García firmó un contrato de cinco años con el representante Mario Rodríguez para realizar un espectáculo de baile por todo México.