Hombres armados hicieron explotar este lunes un coche bomba y dispararon sus armas en un barrio muy frecuentado de Bagdad para luego tomar a varias personas como rehenes en un centro comercial, provocando al menos ocho muertos, indicó la policía.

Los agresores aún se encontraban dentro del centro comercial del barrio de Al Jadida, ubicado en el este de la capital iraquí, según un coronel de la policía quien señaló que éstos podrían estar provistos de cinturones explosivos.

"Se encuentran en el interior del centro comercial Zahrat. Cuando las fuerzas de seguridad se acercaron, ejecutaron a tres rehenes", declaró un funcionario policial. "Después hemos intentado un acercamiento prudente. Queremos poner punto final a este ataque con el menor número de víctimas posible", añadió.

Una fuente médica confirmó el balance de ocho muertos, agregando que también se registraron por lo menos catorce heridos en este ataque.

Este centro comercial ocupa un edificio de cuatro o cinco plantas ubicado en un barrio muy concurrido del este de la capital, cuya población es en su gran mayoría chiita.

Según una fuente del ministerio del Interior, un número indeterminado de hombres armados abrieron fuego en la calle tras la explosión de un coche bomba, y enfrentaron brevemente a las fuerzas de seguridad antes de penetrar en el centro comercial.

"Controlan por completo el centro comercial y tienen hombres desplegados en el techo" del edificio, declaró el responsable.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindica regularmente los atentados en Bagdad contra civiles chiitas, comunidad -mayoritaria en Irak - a la que considera hereje. El EI controla vastos territorios en el país, al oeste y al norte de Bagdad, tras una fulgurante ofensiva lanzada en 2014.

 

PUB/IAM