Estados Unidos y Georgia, país que limita al norte con Rusia, han firmado este miércoles un acuerdo de colaboración en el ámbito de la defensa para reforzar la seguridad de este pequeño país del Cáucaso preocupado por el expansionismo ruso.

La firma de este "memorando sobre el refuerzo de las relaciones de defensa y de seguridad entre Estados Unidos y Georgia" tuvo lugar con motivo de una reunión en Tiflis entre el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el primer ministro georgiano, Giorgi Kvirikashvili.

Esta asociación "reafirma y amplía la cooperación en materia de defensa y de seguridad entre Georgia y Estados Unidos", según el departamento de Estado.

"Nuestra colaboración es inquebrantable y determinada (...) El pueblo georgiano eligió y quiere un futuro euroatlántico. Estados Unidos apoya este objetivo", declaró Kerry durante la firma.

La visita de Kerry "refuerza nuestras relaciones bilaterales", dijo por su parte el primer ministro georgiano.

Kerry realiza una visita de dos días a Georgia, de donde partirá a Ucrania, para apoyar a estos dos vecinos de Rusia antes de una cumbre de la OTAN en Polonia.

Ucrania y Georgia esperan integrar la Alianza Atlántica pese a la oposición de Rusia, que ocupa parte de sus territorios.

En 2008 Georgia libró una guerra contra Rusia, que tiene tropas apostadas en Abjasia y en Osetia del Sur, dos regiones secesionistas.

La zona del Cáucaso, ubicada entre el Mar Negro y el Mar Caspio, ha sido históricamente zona de influencia de Rusia. De hecho, las repúblicas que la componen hoy (Georgia, Azerbaiyán y Armenia) fueron países satélites controlados por desde Moscú por la ex Unión Soviética. 

PUB/FHA