Cuba recibió a 94.000 estadounidenses en los primeros cuatro meses de 2016, un crecimiento récord de 93% con respecto al mismo periodo del año pasado y que fue posible gracias a la flexibilización del embargo por parte del presidente Barack Obama.

En 2015 "se recibieron 161.233 estadounidenses en Cuba, creciendo un 76%, comparado con el 2014 y en lo que va de este año ya hemos recibido 94.000 norteamericanos, lo que significa un crecimiento de un 93%", dijo el ministro de Turismo, Manuel Marrero.

El funcionario inauguró este miércoles en La Habana la Feria Internacional de Turismo en presencia de más de 200 representantes del sector de 53 países, incluidos 200 empresarios de Estados Unidos.

Los estadounidenses que viajan a la isla lo hacen en calidad de visitantes, pues por cuenta del embargo vigente desde 1962 no están todavía autorizados a hacer turismo libremente.

Aun así el gobierno de Obama ha flexibilizado algunas restricciones y propiciado este aumento récord de viajes.

"A pesar de que son insuficientes las medidas que se han venido adoptando, ellas contribuyen a que se continúe la tendencia a un incremento de los viajes", afirmó Marrero.

Cuba y Estados Unidos establecieron relaciones diplomáticas el 20 de julio de 2015, tras medio siglo de ruptura y antagonismo. En septiembre Obama amplió a 12 las categorías de viajeros a Cuba.

Durante su histórica visita a La Habana, en marzo, el mandatario suprimió el requisito que impedía los viajes individuales de estadounidenses.

"Además llegaron el año pasado 390.000 ciudadanos cubanos que residen en ese país y en lo que va de año ya han llegado 116.000 cubanos a visitar su patria", añadió.

Señaló que el acuerdo de restablecimiento de vuelos regulares entre los dos países, que debe entrar en vigor después de agosto "va a contribuir de manera importante" en el crecimiento de los viajes desde Estados Unidos.

Según el acuerdo, están previsto 110 vuelos diarios, entre ellos 20 a La Habana.

También contribuirá al crecimiento "la llegada de cruceros, entre ellos la compañía estadounidense Carnival, que como ya también es noticia, por primera vez, luego de más de 50 años, atracó al puerto de la Habana el pasado lunes".

"La era de los viajes"

Cuba recibió el pasado año 3,5 millones de turistas, 17% más que en 2014 y espera llegar a 3,85 millones este año. Sus ingresos fueron de 2.800 millones de dólares, 10,7% mas que en 2014.

Ese aumento está en consonancia con la tendencia mundial.

"Casi 1.200 millones de personas han atravesado las fronteras haciendo turismo en solo un año, es decir que esto puede considerarse una verdadera revolución, que se pudiera llamar la era de los viajes", dijo el Secretario general de la Organización Mundial de Turismo, Taleb Rifai.

Los pronósticos señalan que esa cifra crecerá a 1.800 millones. "Eso es lo que se espera, y eso es lo que demuestra el poder, la importancia de esta industria", agregó.

El aumento de visitantes a Cuba supera la capacidad hotelera, sobre todo en La Habana, reconoció Marrero.

En ese sentido, el gobierno acelera un programa de construcción de hoteles y villas turísticas, 22 de ellos en la capital.

En 2015 La Habana recibió 1,6 millones de visitantes, y en los primeros cuatro meses de este año ya ha recibido 572.000, un 37,4% de aumento frente a igual período de 2015.

A la par con los nuevos proyectos, están disponibles a nivel nacional unas 16.000 habitaciones particulares y 1.700 restaurantes privados ("paladares").

Desde 1998, Canadá es el país del cual viajan más turistas a Cuba. El pasado año, 1,3 millones de canadienses visitaron Cuba, pero la tendencia sostenida de crecimiento se verá afectada por la devaluación del dólar de ese país.

El turismo representa para Cuba la segunda fuente de divisas después de los servicios médicos.

 

 

PUB/IAM