Una nueva iniciativa propone extender la lucha en contra del tabaco. Sucede en Italia, donde legisladores aprobaron cobrar 329 dólares (300 euros) a cada ciudadano que arroje una colilla de cigarro al suelo.

Además, estas "leyes verdes", como se les llama, proponen multar con entre 30 y 50 euros (32 a 54 dólares) a aquellos que arrojen al suelo goma de mascar ya masticada u otro tipo de basura, como tazas de café desechables.

El objetivo de estas leyes es resolver los problemas de basura y contaminación que azotan al país, además de reducir la dependencia de los italianos a los combustibles fósiles y promover el desarrollo sostenible, como se acordó en la pasada COP21; donde los líderes mundiales de al menos 150 países firmaron un acuerdo para combatir el cambio climático.

Gran parte del dinero recaudado con estas multas -además de recursos destinados para ello- irá a la ampliación de la red de transporte público e incrementar la red de bicicletas que se les prestan a los ciudadanos, programas que ya se desarrollan en ciudades como Milán o Turin.

En la galería encontrarán los países de América Latina con las leyes más severas en contra del tabaco.