La epidemia de los payasos asesinos acaba de llegar a Brasil y a otras naciones de Europa. Vean cómo defenderse sin que todo sea un desastre.