En las próximas horas, Brasil vivirá uno de los momentos más importantes en su historia: Decidir el futuro político de Dilma Rousseff en una votación que definirá si continúa siendo presidenta del país o es separada definitivamente de su cargo. Ambas opciones están sobre la mesa y aunque existe una clara tendencia, analistas políticos aseguran que todo es posible. 

Desde el 12 de mayo de este año, Rouseff está suspendida del cargo. Fue el vicepresidente Michel Temer quién asumió como presidente interino del país.

La sesión duró 14 horas

La sesión duró 14 horas

AFP

Foto:

Actualmente estamos en la última etapa del proceso de juicio político que se realiza en contra de la primera presidenta del país. Esto sucede en el Senado y deberá terminar con una votación para decidir si la mandataria es culpable de autorizar gastos a espaldas del Congreso y postergar pagos a la banca pública, además de seguir financiando programas sociales para beneficio de su campaña a la reelección en 2015.

En caso de que sea encontrada culpable por al menos dos tercios de los senadores (esto es 54 votos),  Dilma será separada del cargo definitivamente. Así concluirá el segundo mandato presidencial que inició el pasado 1 de enero y que debería durar cuatro años.

Mientras tanto, en algunas ciudades de Brasil hubo manifestaciones a su favor

Mientras tanto, en algunas ciudades de Brasil hubo manifestaciones a su favor

AFP

Foto:

En caso de no reunir los 54 votos, Dilma continuará en la presidencia hasta finalizar su mandato presidencial en el año 2019.

¿Qué se espera para la votación? De acuerdo con el periódico brasileño O Globo, 53 senadores votarán que Dilma es culpable, 20 votarán en contra y aún hay nueve senadores "indecisos o que no responderán". Por lo que la votación de esta tarde en Brasil -que puede extenderse hasta la madrugada- será histórica en el país.

También hubo manifestaciones en contra de Dilma Rousseff

También hubo manifestaciones en contra de Dilma Rousseff

AFP

Foto:

¿Qué sigue después del impeachment?

En caso de que sea acusada; Dilma Rousseff -de 68 años- también quedará inhabilitada de ejercer algún cargo público los próximos ocho años.

El Partido de los Trabajadores, de Lula da Silva y Dilma Rousseff, anunció que recurrirá ante el Supremo Tribunal Federal en caso de que esto suceda. Además, anunciaron que pedirán la intervención de instancias internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y manifestaciones exigiendo la renuncia de Temer y que se convoque a elecciones. 

Aquí pueden seguir en vivo la sesión desde el Senado de Brasil.