La fundación Haircuts by Children (Cortes de cabellos por niños) le enseña a niños de entre diez años a cortar el cabello de las personas, esto como parte de un programa que planea beneficiar a los pequeños estilistas con becas que les ayuden a continuar sus estudios.

Funciona igual que una escuela, los niños tienen que aprender la teoría para después realizar sus prácticas en los distintos salones que colaboran con el programa; por cada corte que completen los niños reciben $10 dólares.

Este programa está dirigido a niños de escuelas con escasos recursos, todos pueden inscribirse siempre y cuando tengan el permiso de los padres y no excedan el cupo de alumnos que de 50 niños por curso.

Además los cortes de cabellos son gratuitos y abiertos al público en general. Los niños son capacitados para dar un servicio de calidad, desde la recepción hasta la administración del salón, los niños realizan casi todas las tareas siguiendo una rotación de puestos de trabajo.


Este proyecto surgió desde 2006 y se ha presentado países como Canadá, Australia, Irlanda, Reino Unido, Italia, Los Angeles, Nueva York, Portland, Oregon y Dinamarca.

Esta a cargo de la empresa Mammalian Diving Reflex, una empresa dedicada a los eventos culturales, captando nuevos y desconocidos talentos.