El jueves 11 de febrero, el Tribunal Supremo de Venezuela declaró válido y vigente el decreto de emergencia económica que propusó el presidente Nicolás Maduro el pasado 14 de enero.

El decreto fue rechazado el pasado 22 de enero por la Asamblea Nacional, organismo a cargo de aprobar o rechazar ese tipo de disposiciones legislativas.

Pero con esta supuesta validación, ¿qué beneficios obtiene Maduro?

1. Le permite establecer medidas especiales para la construcción de políticas estratégicas que supuestamente ayuden a reformular el sistema productivo y financiero del país.

2. Puede limitar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.

3. Disponer de recursos sin control de la Asamblea Nacional.

4. Así como disponer de bienes y mercancías de empresas privadas para garantizar el abastecimiento

5. Restringir el sistema monetario.

6. Además del accesos a la moneda local y extranjera.