"Estoy bien para seguir trabajando", dijo Macri en un acto público en las afueras de Buenos Aires.

Macri encabezó un acto en un emblemático club social de barrio inmortalizado por el director Juan José Campanella en 2004 con la película "Luna de Avellaneda", donde anunció una rebaja del 40% en la tarifa eléctrica a esas instituciones.

El club -como otras varias instituciones barriales- anunció el mes pasado que estaba en peligro de cerrar sus puertas debido a los fuertes incrementos de servicios básicos que van del 100 al 900%.

Macri, de 57 años, fue hospitalizado el viernes durante unas horas para realizarse estudios por una repentina arritmia que lo obligó a cancelar su agenda.

El presidente pasó el fin de semana en reposo en su quinta privada y medicado para prevenir un nuevo episodio, según explicó el director de la Unidad Médica Presidencial, Simón Salzberg.

"Es un trastorno del ritmo cardíaco, no una enfermedad lo que tuvo", dijo el médico a radio Mitre este lunes al indicar que el corazón del presidente "es sano".

Macri fue sometido a estudios domiciliarios el sábado en la quinta presidencial del Olivos (al norte de la capital) que arrojaron resultados normales, según se indicó.

Tras esos controles el mandatario pasó el resto del fin de semana en su quinta privada Los Abrojos, a 35 km al oeste de la capital argentina.

 

PUB/IAM