La resolución, la décima que adopta la Eurocámara desde 2007, impulsada por el Partido Popular Europeo (PPE, derecha), los socialistas y los liberales de Alde, fue aprobada por 501 votos, 94 diputados se pronunciaron en contra y 73 se abstuvieron.

La Eurocámara "insta al gobierno de Venezuela a que libere a todos los presos políticos inmediatamente", según el texto adoptado en el que recuerda que esta es una "condición previa" exigida por la oposición para el inicio de negociaciones.

Los eurodiputados subrayan que hay en Venezuela "unas 2.000 personas encarceladas, en arresto domiciliario o en condena condicional por razones políticas", entre ellos, destaca, líderes políticos como Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos.

En la resolución también instan "al gobierno y a las autoridades públicas de Venezuela a que respeten la Constitución" en particular en el mecanismo legal lanzado por la oposición para destituir al presidente.

El martes, la oposición venezolana anunció que el poder electoral declaró válidas 1,3 millones de firmas, seis veces más que las requeridas para solicitar la activación del referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

El texto de los diputados europeos también señala la "grave crisis humanitaria" que vive el país, "causada por la escasez de alimentos y medicinas.

"Sólo puede encontrarse una solución a la crisis mediante el diálogo entre todos los niveles de gobierno, la oposición democrática y la sociedad", añade y "exhorta" a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, a que "coopere" con los países y organizaciones mediadoras para hallar "mecanismos de diálogo y reconciliación" para una "solución pacífica, democrática y constitucional a la crisis".

La jefa de la diplomacia europea anunció este miércoles en un comunicado que había hablado con el expresidente de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, al frente de una comisión de mediación en Venezuela.

"Convenimos que el proceso de diálogo actual ofrece una valiosa oportunidad para hallar una solución pacífica" a la crisis, dijo, citada en un comunicado.

 

pub/iam