El presidente de Bolivia, Evo Morales, reanudó su arremetida comunicacional tras la demanda que interpuso Chile en la Corte de La Haya por el río Silala.

El mandatario altiplánico aseguró que su país no solo defenderá su posición en la Corte Internacional de Justicia, sino que también activará la “vía humanitaria” tras la acción judicial de Chile.

"Vamos a defender el agua desde un puntos de vista de humanidad, no solamente como soberanía. Organismos internacionales, Unesco, van sumándose para defender esas aguas", afirmó Morales a los medios bolivianos, en La Paz.

Según el presidente altiplánico, “Unesco está con Bolivia, y vamos a seguir sumando, expertos, todo por la vida, todo por la humanidad".

La postura de Morales se basa en que Chile, según el mandatario, destinaría estás aguas “para explotación minera y no para el acceso a la población”.

 

PUB/AOS