El presidente boliviano llamó a "defender la democracia" a horas de que se produzca el desenlace en el proceso de impeachment contra la mandataria brasileña.

Mientras se viven las horas finales del impeachment contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, su similar boliviano, Evo Morales, advirtió que si se concreta la destitución piensa llamar a su embajador en Brasilia.

"Si prospera el golpe parlamentario contra el gobierno democrático de Dilma Rousseff, Bolivia convocará a su embajador", afirmó el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

"Defendamos la democracia y la paz", añadió Morales.

La declaración del mandatario boliviano ocurrió la víspera de la jornada en la que el Senado brasileño votará sobre la destitución de Rousseff, medida que medios de este último país consideran muy probable. Si se da este caso, su reemplazante, Michel Temer se mantendrá al frente del gobierno hasta enero de 2019.