Este viernes el presidente de Bolivia Evo Morales condenó la muerte del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, quien previamente fue secuestrado por mineros movilizados.

Durante una conferencia de prensa, el jefe de Estado aseguró que la muerte del personero de gobierno "por parte de cooperativistas es una acción cobarde (...) El viceministro dialogaba permanentemente con los sectores movilizados", junto con afirmar que se decretaron tres días de duelo nacional.

A continuación, Morales expresó que "esta movilización (la de los mineros) no se realizó por una reivindicación, sino por una conspiración política", acusando además que los "verdaderos cooperativistas mineros fueron engañados por algunos dirigentes".

Noticia en desarrollo.

PUB/VJ