El presidente boliviano Evo Morales será intervenido en las siguientes horas de una rotura "significativa" de ligamentos cruzados de la rodilla izquierda, lesión ocurrida por jugar al fútbol informó este lunes el Ministerio de la Presidencia en un comunicado.

El gobernante boliviano sufrió el pasado sábado una nueva lesión al jugar un partido de fútbol sala, una de sus pasiones deportivas, aunque tras una evaluación médica, continuó el domingo en sus actividades políticas habituales.

"En primera instancia se diagnosticó que la lesión era 'leve'. No obstante, luego de someterse a una sesión con resonancia magnética y efectuada una junta médica los especialistas determinaron la existencia de una ruptura significativa de ligamentos cruzados en la rodilla, anterior y posterior con probable afectación en los ligamentos laterales", señaló el comunicado.

El reporte no precisa la fecha de la cirugía.

Morales, de 56 años de edad, es un apasionado futbolista aficionado que suele hacer televisar sus partidos de fútbol en el canal estatal, cada vez que inaugura campos deportivos o viaja de visita al exterior.

Morales sufrió en octubre de 2013 un desgarre fibrilar de primer grado que lo mantuvo alejado de las canchas. En 2011 tuvo una inflamación en el tendón rotuliano, también por practicar el fútbol.

En años anteriores, el mandatario también fue operado de la rodilla derecha en Cuba y de su nariz en Cochabamba, en ambos casos debido a lesiones por jugar fútbol, deporte preferido del mandatario desde su infancia.

PUB/SVM