La misión ExoMars fue calificada como un éxito, a pesar de que el robot que enviaron a la superficie de Marte se encuentra perdido en el espacio.