Al menos 10 personas murieron este lunes en un atentado suicida con coche bomba contra un puesto de control del ejército al sur de Bagdad, indicaron a la AFP responsables iraquíes.

La explosión, que dejó también 17 heridos, se registró en una zona frecuentemente golpeada por ataques, afirmó el ministerio del Interior.  Una fuente médica confirmó el balance de víctimas.

El ataque se produce pocas horas después del inicio de la ofensiva para recuperar Mosul, segunda ciudad del país situada en el norte y bastión del grupo yihadista Estado Islámico. El atentado no fue reivindicado hasta ahora.

El domingo, dos personas murieron en un atentado antichiita en Bagdad, y el sábado, una serie de ataques, entre ellos un atentado suicida reivindicado por el EI, costaron la vida a 46 personas.

PUB/CM