La explosión de un celular en un avión en pleno vuelo causó pánico entre los pasajeros y provocó un aterrizaje de emergencia