Una explosión en una central eléctrica del centro de China mató este jueves a al menos 21 personas y dejó cinco heridos, tres de gravedad, informó la agencia estatal Xinhua, que cita a las autoridades locales.

La explosión tuvo lugar a media tarde por la ruptura de una conducción de vapor a presión en un complejo industrial de la ciudad de Dangyang, en la provincia de Hubei (centro), precisaron otros medios oficiales.

Pocos detalles estaban disponibles por el momento.

Este accidente se produce casi un año después de la terrible explosión en agosto de 2015 en un almacén de productos químicos en el puerto de Tianjin que arrasó el barrio circundante y mató a al menos 165 personas.

Los accidentes industriales son frecuentes en China, donde las reglas de seguridad se ignoran habitualmente y los controles son muy laxos.


PUB/CM