Pasadas las 02:00 horas de la madrugada del martes se conocieron los primeros antecedentes del accidente aéreo que dejó 76 muertos y sólo cinco sobrevivientes en Colombia.

Con el paso de las horas se conoció que la aeronave transportaba a nueve tripulantes y 72 pasajeros, entre ellos los futbolistas del club brasileño Chapecoense, y venía proveniente de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), donde hizo escala tras partir de Brasil.

El avión de matrícula boliviana CP2933 de la empresa Lamia se declaró en emergencia "por fallas eléctricas" a las 22H00 locales (03H00 GMT) a unos 50 kilómetros de Medellín.
Las labores de rescate debieron ser suspendidas debido a las condiciones climatológicas "en una zona montañosa de muy difícil acceso", a 3.300 metros sobre el nivel del mar, y se retomarán a partir de las 06H00 locales (11H00 GMT).

Para llegar a esa colina, el sitio del accidente, los rescatistas deben recorrer más de media hora a pie con las camillas.

El siniestro ocurrió en Cerro Gordo, entre los municipios de La Ceja y La Unión, en el departamento de Antioquia (noroeste), informó el aeropuerto José María Córdova de Rionegro, que sirve a Medellín, en un comunicado.

De acuerdo con las autoridades colombianas, las causas aún están en estudio, sin embargo, se ha adelantado que las condiciones climatológicas, ademas de la falta de combustible que habría presentado la aeronave, serían parte de las razones.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) movilizó a alrededor de 150 operativos de los equipos de socorro y activó su red hospitalaria.
Primero hubo una declaración de emergencia y unos minutos más tarde se registró el accidente, dijo a AFP un portavoz de la Aeronáutica Civil.

PUB/NL