"Recibimos la denuncia de una familia que recibió un paquete de Alemania con remitente desconocido. Tenía 4.482 pastillas marcadas con la cara de Bob Esponja", contó a la AFP una fuente de la Brigada de Drogas del departamento de Rivera, fronterizo con Brasil, donde vive la familia afectada.

"Confirmamos que era éxtasis y montamos vigilancia en el correo", agregó la fuente, explicando que "el que se presentó a reclamar el envío fue un ciudadano brasileño de 22 años que ya está detenido y a disposición de la justicia".

La familia no esperaba esa encomienda, por lo que hizo la denuncia al correo, que llevó el caso ante la policía.

Según la fuente, los traficantes suelen enviar encomiendas con drogas a direcciones falsas para que luego sus contactos locales vayan a la oficina del correo a retirarlo antes de que se haga la entrega a domicilio.

"Pero esta vez demoraron en retirarlo y el paquete se entregó", relató la fuente.

El valor de cada pastilla de éxtasis en esa zona fronteriza es 17 dólares y de 38 dólares en Montevideo.

 

PUB/IAM