Xu Ting, de 26 años, murió de cáncer al preferir la medicina tradicional de su país a la quimioterapia. Esto generó debate en redes sociales.