El padre del responsable de la masacre del club gay Pulse en Orlando aseguró justo después de la matanza que el origen de la tragedia podría estar en un encuentro casual de su hijo, Omar Mateen, con dos hombres besándose en la calle.

Ver a dos hombres besándose no puede generar un acto de violencia. Debería, en cambio, encender nuestros corazones", dice uno de los mensajes que acompañan a varias fotos de dos hombres dándose un beso.

Esto ha iniciado una campaña en redes sociales, sobre todo en Twitter, en la que se anima a hombres a postear sus fotos besándose en defensa de la libertad de opciones sexuales, en protesta por el atentado y en homenaje a las víctimas, en su mayoría Lgtb. Bajo el hashtag de Twitter #TwoMenKissing, decenas de hombres están compartiendo imágenes besándose contra la homofobia. En las instantáneas, los protagonistas defienden su derecho a besar a sus seres queridos como lo hacen los heterosexuales. "Porque el amor es amor".

 

 

PUB/IAM