El séptimo y penúltimo encierro de las fiestas de San Fermín este domingo ha sido limpio, sin que se produjera ningún herido por asta de toro pese a la nutrida participación, aunque cuatro corredores fueron trasladados al hospital por diversos traumatismos, informaron los organizadores.

Los toros de la ganadería de Adolfo Martín tardaron 2 minutos y 52 segundos en recorrer los 848,6 metros que van desde los corrales hasta la plaza de toros de Pamplona atravesando las estrechas calles de la capital de Navarra.

El único momento de peligro se vivió cuando dos toros se quedaron rezagados de la manada y uno de ellos embistió a algunos mozos, aunque finalmente ambos fueron reconducidos hacia la plaza.

En la carrera resultaron heridos tres hombres españoles y una mujer irlandesa, de 28 años, que sufrió un traumatismo craneal leve y ya ha salido del centro hospitalario.

Entre los varones, también sufrió un traumatismo craneal leve un joven de 22 años, que permanece en el hospital, al igual que otro hombre de 38 años, que sufre un "neumotorax traumático" con pronóstico menos grave.