Los servicios de emergencia filipinos trabajan hoy a destajo para confirmar el número de víctimas mortales tras el paso ayer del tifón Haiyan por la región central del archipiélago, que afectó a más de 4 millones de personas.

Poco a poco se va conociendo el número de víctimas y la destrucción que ha dejado tras de sí el tifón, bautizado como Yolanda por las autoridades locales, que azotó  Filipinas  con vientos sostenidos que llegaron a alcanzar los 250 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 315.

Según dijo hoy el ministro de Energía de  Filipinas , Jericho Petilla, es "probable" que Haiyan haya matado a cientos de personas en la provincia costera de Leyte, en la región central de  Filipinas .

"Creo que (han muerto) cientos", declaró Petilla a la emisora local "ABS-CBN", tras visitar la localidad de Palo.

Además, el subdirector general de la Autoridad de Aviación Civil de  Filipinas , John Andrews, indicó a la emisora local "dzMM" que han recibido informes en los que se apunta que hay al menos 100 víctimas mortales sólo en la ciudad de Tacloban.

Andrews dio a entender que es muy probable que los datos de fallecidos se disparen, puesto que "esta cifra es el número de cadáveres que se han avistado en las calles".

El responsable de aviación civil apuntó que el informe fue transmitido por uno de sus jefes de terminal, por lo que calificó los datos como "muy fiables".

Se cree que la ciudad de Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, en la costa este de  Filipinas , es una de las más afectadas por Haiyan, aunque aún no se ha recibido confirmación de los daños concretos puesto que la zona estuvo incomunicada la mayor parte del día de ayer.

Hoy comenzaron a llegar imágenes de la destrucción de la zona: viviendas completamente destruidas, carreteras intransitables por el gran número de postes de luz y todo tipo de objetos arrastrados, y árboles totalmente desnudos.

El personal militar desplazado a la zona para llevar a cabo operaciones de rescate aseguró que la destrucción de Tacloban es "inimaginable".

"La devastación es total. Si has estado en Tacloban antes, ni podrías reconocer la ciudad ahora", dijo a la agencia de noticias  filipinas  PNA un alto cargo del Ejercito, el teniente Jim Alagao.

Tanto la ministra de Bienestar Social y Desarrollo, Dinky Soliman, como el director ejecutivo del Consejo de Gestión y Reducción de Desastres, Eduardo del Rosario, se encuentran de camino a la ciudad, que además ha sufrido inundaciones por el ascenso del nivel del mar.

La provincia de Cebú también ha sufrido serios daños, y tres de sus localidades se encuentran completamente aisladas, mientras que la Policía de  Filipinas  informó de que en la provincia de Capiz el 90 % de los edificios y viviendas han resultado dañados por Haiyan, que atravesó ayer el centro de  Filipinas  de este a oeste.

El Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres del país estima que unos 4 millones de personas de 36 provincias de  Filipinas  se han visto afectadas por Haiyan, calificado por agencias meteorológicas como "súper tifón", ya que sus vientos superaron los 240 kilómetros por hora.

Por su parte, el Ministerio de Bienestar Social y Desarrollo apuntó que más de 487.000 personas se encuentran en 2.467 centros de evacuación, y pidió ayuda a los voluntarios para empaquetar la ayuda humanitaria que será distribuida entre los afectados.

Reynaldo Balido, portavoz del organismo gubernamental, indicó que se espera que las cifras de víctimas aumenten en las próximas horas cuando lleguen los informes de las zonas devastadas.

"Yolanda ha creado un daño masivo y casi ninguna casa ha quedado en pie" en las zonas más afectadas, declaró Balido.

Antes de la llegada de este último tifón a  Filipinas , el vigesimocuarto del año, los meteorólogos habían advertido de que podría tener un efecto devastador mayor que el tifón Bopha, que en 2012 dejó cerca de un millar de muertos.

Tras arrasar el centro y sur de  Filipinas , Haiyan se encuentra en el Mar del Sur de China en dirección a Vietnam, donde las autoridades ya han iniciado la evacuación de unas 100.000 personas.

La agencia meteorológica de  Filipinas , PAGASA, informó hoy de que se espera que antes de final de año pasen por el país otras cuatro intensas tormentas.