En una entrevista dada a cuatro periódicos internacionales, el ministro francés precisó que esa reunión será abierta por el presidente François Hollande.

Participarán en ella unos veinte países además de la Unión Europea y la ONU, pero no los israelíes ni los palestinos, "a fin de desapasionar las discusiones".

Ayrault indicó a los periodistas de los diarios Wall Street Journal, Haaretz, Al Quds al Arabi y Libération que esta reunión podría permitir preparar, en caso de éxito, una cumbre internacional en el segundo semestre de 2016, con participación esta vez de los israelíes y los palestinos.

"Las partes están más alejadas que nunca", reconoció el ministro francés, pero, recalcó, "no hay más solución al conflicto que el establecimiento de dos Estados, israelí y palestino, que vivan lado a lado en paz y en seguridad, con Jerusalén como capital compartida".

"No podemos quedarnos sin hacer nada, hay que actuar antes que sea demasiado tarde", agregó, señalando que las conversaciones de París partirán "de la base de la iniciativa de paz árabe de 2002", que fue rechazada por los israelíes.

 

Palestinos apoyan iniciativa francesa de conferencia internacional

El ministro de Relaciones Exteriores palestino Riyad al Malki expresó el jueves que los palestinos darán tiempo a Francia para hacer avanzar su iniciativa para una conferencia internacional, postergando la presentación ante la ONU de su proyecto de resolución sobre los asentamientos israelíes en los territorios ocupados.

Al Malki, que acompaña al presidente palestino Mahmud Abas en Nueva York, "saludó" el anuncio de París sobre una reunión ministerial a realizarse el 30 de mayo, preparatoria de la conferencia.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, anunció el jueves que Francia organizará esta reunión en París con el objetivo de relanzar el proceso de paz israelo-palestino, previa a una eventual cumbre internacional a celebrarse en el segundo semestre de 2016.

"Desde el comienzo, consideramos positiva la iniciativa francesa", dijo Al Malki a los periodistas luego de una reunión entre Abas y el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador chino Liu Jieyi.

Después de la reciente visita a París de Mahmud Abas, se decidió que "nuestra acción en el Consejo de Seguridad no debía comprometer de ningún modo la iniciativa francesa", agregó.

En relación al proyecto de resolución que busca poner fin a los asentamientos israelíes en Cisjordania, que los palestinos planean someter al Consejo, se necesitan "discusiones adicionales con los países árabes (...) antes de encontrar el momento oportuno para avanzar en esa dirección", explicó el ministro.

Anteriores iniciativas palestinas para hacer votar proyectos similares enfrentaron el veto de Estados Unidos, actualmente en plena campaña presidencial.

Washington se rehusó a fijar una posición ante la nueva iniciativa palestina, aunque no excluyeron nada a priori.

 

PUB/IAM