• Greenpeace publica este lunes documentos confidenciales del Ttip

El secretario de Estado francés de Comercio Exterior, Matthias Fekl, aseguró este martes que "la opción más probable" es que se interrumpan las negociaciones comerciales en curso entre la Unión Europea y Estados Unidos.

"Teniendo en cuenta la posición de Estados Unidos, parece la opción más probable", dijo Fekl a la radio francesa Europe 1.

La organización ambientalista Greenpeace publicó el lunes documentos confidenciales del proyecto de acuerdo que confirman, según la ONG, que permitirá una desregulación generalizada en los ámbitos de la salud, del clima y del medio ambiente en beneficio de las grandes empresas.

"Desde hace un año, denuncio la actitud" de Estados Unidos, afirmó Fekl. "Queremos reciprocidad. Europa propone mucho y recibe muy poco a cambio. No es aceptable", dijo, y aseguró que ahora mismo el acuerdo no es "aceptable".

Estados Unidos denunció el lunes las interpretaciones "engañosas" sobre el tratado y aseguró que éste "no socavará" las reglas de protección sanitaria o ambiental. "Las interpretaciones que se hacen de estos documentos parecen ser, en el mejor de los casos, engañosas, y en el peor, totalmente erróneas", declaró un portavoz de la Representación estadounidense de Comercio Exterior (Ustr), quien lleva a cabo las negociaciones con la Comisión Europea.

"El Ttip preservará, y no socavará, nuestros importantes estándares de protección del consumidor, de la salud y del medio ambiente y dispone a Estados Unidos y a la UE a trabajar juntos para elevar esos estándares en el mundo", dijo el portavoz del Ustr en un comunicado.

La administración del presidente Barack Obama puso todos los medios a su alcance para lograr un acuerdo antes del término de su segundo mandato, en enero próximo.

Su portavoz, Josh Earnest, dijo el lunes: "no estamos particularmente preocupados sobre esas supuestas filtraciones".

Su colega del departamento de Estado, John Kirby, reafirmó que los miembros de la administración "siguen creyendo que es posible" alcanzar un acuerdo antes de que termine el mandato de Obama. "Trabajaremos duramente para lograrlo", afirmó.

Más temprano el lunes, la Comisión Europea había lamentado los "malentendidos" e intentado calmar la preocupación de la sociedad civil.

Negociado desde mediados de 2013 bajo el más estricto secreto, este acuerdo comercial (TTIP, por sus siglas en inglés), también llamado Tafta, busca eliminar las barreras comerciales y reglamentarias de los dos lados del Atlántico con el fin de crear una amplia zona de libre comercio capaz de estimular la actividad económica.

 

PUB/IAM