"Los equipos de la sociedad Alseamar desplegados sobre el buque de la Marina Nacional Laplace detectaron la señal de una baliza de un registrador de vuelo", confirmó en un comunicado Rémi Jouty, director de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA). "El hallazgo de esta señal es un primer paso", añadió.

Su localización ha sido posible "a partir del análisis de los datos de radar disponibles y de la señal de emergencia de la baliza que han permitido definir unas zonas de búsqueda prioritarias y los medios necesarios. Este trabajo ha sido efectuado en estrecha colaboración con las autoridades egipcias", precisó Jouty.

Las autoridades egipcias anunciaron poco antes que un buque de la Marina Francesa detectó "señales que provienen probablemente" de una de las dos cajas negras del A320 de EgyptAir.

Según el Ministerio de Aviación Civil egipcio, habrá que esperar una semana a la llegada de otro barco con el equipo adecuado para sacar a la superficie la o las cajas negras.

El Laplace, un navío de la Marina Francesa, llegó el martes a la zona del siniestro para participar en la búsqueda de los restos del Airbus A320 de EgyptAir que desapareció cerca de las costas egipcias.

Además de tres investigadores franceses de la BEA enviados al Cairo junto a un experto de Airbus para participar en la investigación sobre las causas del accidente, dos miembros del BEA se encuentran a bordo del Laplace.

El Laplace está equipado con tres aparatos sumergibles (Detector-6000) de la empresa francesa Alseamar, capaces de captar señales de cajas negras hasta 4.000 a 5.000 metros de profundidad.

 

PUB/IAM