El parlamento francés aprobó el jueves la tercera prolongación del estado de emergencia decretado tras los atentados del 13 de noviembre, hasta el final de julio, para que abarque la Eurocopa de Fútbol y el Tour de Francia.

"La amenaza terrorista sigue siendo elevada y Francia representa (...) un blanco", justificó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, antes de la votación, que se saldó con 46 votos a favor, 20 en contra y dos abstenciones.

Desde la entrada en vigor del estado de emergencia, los partidos de izquierda y asociaciones de defensa de los derechos humanos y las libertades públicas se inquietan por el riesgo de que esta disposición se perpetúe en el tiempo.

El presidente François Hollande propuso inscribir esta reforma en la Constitución, que incluía igualmente la controvertida ampliación de la privación de nacionalidad, pero finalmente tuvo que renunciar a falta de consenso político.

 

PUB/IAM