Los atacantes degollaron al cura durante la toma de rehenes ocurrida este martes en la localidad francesa de Saint-Etienne-du-Rouvray, indicaron a la agencia AFP fuentes cercanas a la investigación.

El arzobispo de la cercana ciudad de Rouen, Dominique Lebrun, indicó que la víctima se llamaba Jacques Hamel y tenía 84 años. Sus agresores fueron abatidos por la policía.

De acuerdo a lo consignado por El País de España, los atacantes -preliminarmente dos- entraron por la puerta trasera mientras se realizaba una misa y a continuación cerraron la puerta.

Ya en el interior, por cerca de dos horas retuvieron a los asistentes, incluyendo al religioso que falleció degollado.

Una monja, que logró escapar, alertó a la policía.

Momentos después, el presidente francés François Hollande condenó el "vil atentado terrorista" cometido por "dos terroristas que dijeron ser de Dáesh", el acrónimo en árabe del Estado Islámico, que llegaron hasta una la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray (norte).

"Estamos frente a un grupo, Dáesh, que nos declaró la guerra. Debemos desarrollar esta guerra, por todos los medios, respetando el derecho, porque estamos en una democracia", agregó el presidente a pocos metros de la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, una localidad de Normandía, a 125 km al norte de París.

Noticia en desarrollo