Fumar marihuana en bares, empresas, galerías de arte o en clases de yoga será posible en la ciudad estadounidense de Denver, en Colorado.

Según un texto aprobado por sus residentes el 8 de noviembre y que entrará en vigor de antes de febrero, las empresas privadas podrán reservar un espacio para sus empleados o clientes que quieran fumar marihuana.

La Iniciativa 300 que autoriza estas áreas deberá, sin embargo, recibir el aval de su barrio o de otros negocios locales.

El estado de Colorado había aprobado ya hace cuatro años una medida que autoriza el uso de la marihuana con fines recreativos.

La medida del 8 de noviembre "es la continuidad de nuestra convicción de que los adultos deben ser capaces de utilizar y relacionarse con la marihuana como lo hacen con el alcohol", argumentó Emmett Reistroffer, activista clave en esta norma.

Integrantes de la asociación Protect Denver's Atmosphere, que se oponen a la medida, temen que "el uso combinado de marihuana y alcohol pueda desembocar en problemas más importantes que el consumo de una sola sustancia a la vez".

Cada vez más estados de Estados Unidos adoptan medidas para legalizar el uso de la marihuana. El 8 de noviembre, día de la elección presidencial, nueve estados votaron diversas medidas relacionadas con el consumo.

California se convirtió hace una semana en el quinto estado del país que legaliza la marihuana recreativa tras la aprobación de una medida en referéndum, y los residentes de Florida autorizaron su uso médico.

Según expertos, el del cannabis es un negocio prometedor: representará 23.000 millones de dólares en 2020, luego de que en 2015 moviera 5.7000 millones.

 

PUB/IAM