Una entrevista al gerente de la campaña del "No" en Colombia, Juan Carlos Vélez para el diario colombiano La República destapó la estrategia de la campaña,  sus maniobras y financiamiento, en lo que titulan fue "la campaña más barata y efectiva de la historia".

Vélez señala, entre otras cosas, que el mensaje de esa campaña para que la “gente saliera a votar verraca” funcionó. Y cuando le preguntaron por qué tergiversaron mensajes en la campaña, contestó que “fue lo mismo que hicieron los del Sí”.

Según sus declaraciones, la campaña logró recaudar $1.300 millones de 30 personas naturales y 30 empresas, entre las que se destaca la Organización Ardila Lülle, Grupo Bolívar, Grupo Uribe, Colombiana de Comercio (dueños de Alkosto) y Codiscos.

“Descubrimos el poder viral de las redes sociales. Por ejemplo, en una visita a Apartadó, Antioquia, un concejal me pasó una imagen de Santos y ‘Timochenko’ con un mensaje de por qué se le iba a dar dinero a los guerrilleros si el país estaba en la olla. Yo la publiqué en mi Facebook y al sábado pasado tenía 130.000 compartidos con un alcance de seis millones de personas”, le contó el gerente del No al diario económico.

“Unos estrategas de Panamá y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación”, dice Vélez en uno de los pasajes más polémicos. “En emisoras de estratos medios y altos nos basamos en la no impunidad, la elegibilidad y la reforma tributaria, mientras en las emisoras de estratos bajos nos enfocamos en subsidios. En cuanto al segmento en cada región utilizamos sus respectivos acentos. En la Costa individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela”, añadió.

La estrategia era tan dirigida y puntual, dijo el dirigente político, que en las zonas del Caribe "individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela".   

El arranque de sinceridad del gerente de la campaña por el "No", provocó que el ex presidente Uribe le pidiera prudencia. “Hacen daño los compañeros que no cuidan las comunicaciones”, dijo l propio Álvaro Uribe en su Twitter en un evidente regaño al gerente de su campaña.

 

PUB/IAM